Little Big Blog

espigas y espigador
Las gemas escondidas que debes escuchar hoy: Matt Berninger, Mild High Club, Michael Seyer y Kevin Morby.
Ricardo A. Chacón
espigas y espigador
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Las gemas escondidas que debes escuchar hoy: Matt Berninger, Mild High Club, Michael Seyer y Kevin Morby.

Serpentine Prison – Matt Berninger

(indie rock, alternative)

El debut solista del líder de The National es un regreso a las raíces sonoras de la banda: un indie oscuro dirigido por el barítono acompasado del cantante, baterías comprimidas y sintetizadores nostálgicos. Junto a la colaboración de artistas experimentados como Booker T. Jones, Matt Barrick, Walter Martin y Scott Devendorf, Berninger produce en 14 días esta pieza intimista de baladas desamparadas e irónicas que se perlan de luz a medida que crece el álbum.

Skiptracing – Mild High Club

(pop psicodélico)

Obra del loner project de Los Angeles, Mild High Club, Skiptracing es un álbum lleno de melodías atmosféricas, voces dreamy y el appeal de un pop psicodélico inasible; o lo que hubiese tocado George Harrison si hubiese nacido en los 2000s’. Coloreada con elementos estéticos a la vez sunny y noir, la vibra general del álbum es bastante laid-back. Conceptualmente, se presenta como una especie de dedicatoria al imaginario de la época dorada de Hollywood.

Nostalgia – Michael Seyer

(bedroom pop, psychdelic soul)

Nostalgia usa las baladas del weekend special de tu emisora local de música adulto-contemporánea para vestirlas del outfit de la nueva generación de bedroom pop. Letras de amor tiernas, sintetizadores densos, momentos de slow-dancing, psychedelia y guitarras de soul. Salvo ciertos retazos de lo-fi jazz y Exotica, el producto resultante no es un sonido demasiado diferenciado al de otros artistas del género como Mark Whalen, Cuco o TEMPOREX.
Entre otras cosas, un músico con una rara fijación por la Navidad.

Sundowner – Kevin Morby

(indie rock, folk, country)

Sundowner es un album con mucha personalidad. Una reminiscencia a la voz aérea de Bob Dylan en las impresiones de un indie rocker añejado por la imagen de la música folklórica americana. A ratos se escuchan influencias de Blues, country y sobre todo de folk. Letras que narran historias sobre personajes ausentes, sentimientos de despecho por la Tierra, las musas pastorales del Medio Oeste, la idea reunión con la Naturaleza, y el retorno a su natal Kansas después de una estadía de 3 años en Los Ángeles. Un álbum a la vez solitario y esperanzador.

Más de #LEYEE: