Little Big Blog

Cine

Ricardo A. Chacón

'Children of Men' (2006) o Las Caras de la Esperanza

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Children of Men (2006) es un película dirigida por el cineasta mexicano Alfonso Cuarón, con dirección de fotografía de Emmanuel Lubezki y protagonizada por Clive Owen, Julianne Moore, Michael Caine, Chiwetel Ejiofor y Claire-Hope Ashitey.

Children of Men comienza con el anuncio de la muerte del bebé Diego Ricardo –la persona más joven del planeta y última en nacer luego del brote de la pandemia de infertilidad 18 años atrás. El mundo ya había colapsado y “Sólo Gran Bretaña se mantenía” a través de la implementación una férrea política nacionalista y antimigratoria y convirtiéndose en un Estado Policial. Con el anuncio de la muerte de la celebridad, se apaga la última llama de esperanza sobre la cura de la enfermedad de la infertilidad, y junto con ella, de la salvación de la humanidad, ahora en vía directa hacia la extinción.

children of men theo
Children of Men (2006). Cena en casa de Jasper

La Odisea de Theo

Theo, el protagonista gris, apático y lleno de vicios de la historia (cuyo arco narrativo está fuertemente inspirado en el del protagonista clásico del cine noir), no cree en el futuro de la humanidad y regresa al business (la causa migrante-revolucionaria de los Fishes) por puro interés y para una misión puntual y sencilla (recompensa monetaria. “Está adentro por el dinero” dice uno de los revolucionarios durante la asamblea). Sin embargo, a medida que avanza la misión, el viaje va haciendo más complejo e inevitable hasta que Theo cruza el point of no return. Entretanto, nos son desenfundadas sus antiguas andanzas como activista y el suceso oscuro que le hizo perder la Fe en la vida y adquirir su semblante cínico (la muerte de su hijo, Dylan, y su separación de Julian).

Vemos como se empieza a “doblar” el arco del antihéroe noir y sus actos heroicos se van manifestando mientras acompaña a Kee, lucha por ella (inmigrante ilegal africana; alegoría de la esperanza y el futuro de la humanidad) y la conduce hasta la salvación marina incierta. Hasta que en la escena final de la película, se redime definitivamente sacrificando su vida.

Children of Men escuela
Children of Men (2006). Escuela abandonada

Los caminos del espíritu

Hay varias rutas de iluminación sagrada que van esclareciendo a lo largo de la narrativa. La más importante es la de Theo, quién habiendo sido primero despojado de su identidad por razón de las circunstancias, cuando le quitan sus zapatos en la casa de la resistencia y luego su reloj en el campo de refugiados; luego empieza hacerlo voluntariamente, cuando entrega sus cigarrillos y utiliza su licor antes y durante el parto de Kee. A pesar de ser éstos los únicos objetos que le permitían soportar su vida sin sentido; sin fe si se quiere; después haber reencontrado sentido en el futuro (esperanza) ya no necesitaba de esos escapes –aquí la película nos llama a nosotros.

En otras alusiones espirituales importantes están cuando Kee revela su embarazo a Theo en el granero (¿pesebre?) en medio de los animales de corral (escena de la Natividad cristiana) como también reincidencias en los diálogos de palabras en idioma sanscrito; sobretodo de la frase “Shantih Shantih Shantih” –línea final del poema de T. S. Elliot The Waste Land cuyo significado revuela en torno a la idea del nacer/renacer espiritual después de la violencia y la desesperanza (de la nuevo la imagen simbólica de Kee).

children of men ark of arts
Children of Men (2006). Arca de las Artes

Arte y Guerra

La película está llena de símbolos y referencias transversales (de la vida al arte, del arte al arte, y del arte a la vida).

No es casual la escena en el Arca de las Artes, donde Theo (la historia principal y subjetiva) aparece con el Guernica de Picasso, gigante, de fondo (pintura que representa figurativamente los horrores de la Guerra Civil española). Tampoco lo es la del cerdo volador de Animals (1977) de Pink Floyd (que a su vez está inspirado en Rebelión en la Granja de George Orwell) en la ventana del mismo edificio de la portada del álbum, ni tampoco el grafiti de Banksy en la entrada; alusivos todos a la pesadilla distópica del fascismo y la resistencia a través del arte contra él.

Entre otros símbolos (más metafísicos), encontramos la misma escena de Kee en el granero evocando El Nacimiento de Venus de Botticelli, como alegoría a la maternidad; el David de Michelangelo; y –tal vez la más importante de todas– la imagen de la madre inmigrante desposeída, gritando y lamentando a llantos la muerte de su hijo en la escena del campo de batalla –referencia a la Pietà du Kosovo (1991) de Georges Mérillon (fotografía de la guerra de los Balcanes); a su vez alusiva a La Pietà (1498) de Michelangelo.

¿Dónde están la piedad, la compasión, la misericordia en este mundo en crisis? En un momento Nigel (el primo Theo que trabaja en el Ministerio de Cultura) nos dice en la escena del Arca de las Artes “No pudimos salvar la Pietà… Descuartizada antes de que llegáramos a allá”.  Esta línea revela una de las ideas centrales de toda la obra, que palpita en medio del resto de las otras: la esperanza.

Children of Men campo de batalla
Children of Men (2006). Campo de batalla

Fe, Azar y Esperanza

¿Existe una razón para todo lo que nos sucede? Jasper literalmente nos dice del ‘Azar’ que es la fuerza ‘cósmica’ que por medio de sus interacciones con la ‘Fe’ nos crea. De la Fe de nuestros padres, por lo menos en existir, por Azar nacimos nosotros y nuestra Fe nos mantiene andando –Tal como Dylan, el hijo de Theo y Julian, quién por las ambivalencias entre una fuerza y otra, tan mágicamente como vino al mundo como tan fácilmente lo dejo. En este foco vemos al primer Theo, cuando Jasper dice en la escena de la cena en su casa “Verás, la Fe de Theo –perdió contra el azar… Así que ¿Por qué molestarse? Si la vida a tomar sus propias decisiones…”

Así se levanta la pregunta real ¿Por qué entonces vale la pena seguir viviendo? ¿De seguir intentando?, de nuevo, si “la vida va a tomar sus propias decisiones” “¿Por qué molestarse?”… Este es el cuestionamiento vital por el que nos conduce todo el filme. Y Sin embargo, pienso, ¿por qué Marichka no se monta en el bote con Theo y Kee? (a mi juicio cabe perfectamente) ¿Cómo sabrá finalmente si el Human Project (la salvación) es real? ¿Cómo sabrá si Kee (la humanidad) logra salvarse? No tiene pruebas (no lo percibe, no lo ve), pero tiene Fe.

Pero hay más. Recapitulando un poco: La Fe de Julian en Theo, hace que Kee conozca a Theo por Azar. Por Azar Theo no es matado por Patric y por Fe (no solo de ellos, si no la de los militares y revolucionarios) logran salir del edificio. Fe y Azar ¿Cual está en el centro del designio de nuestras vidas? ¿Cuál tiene más poder? Volvemos a escuchar el monologo de Jasper –es una eterna batalla cósmica.

Y sin embargo, es la Fe lo que está en el centro de todas nuestras ideologías (Recuerdo cuando Uslar Pietri llamaba al marxismo un “religión horizontal”) ¿Es este entonces un desrumbo de la Fe, ante el miedo?

¿Un mundo que cede ante el miedo se vuelve cruel? ¿Por qué el renacimiento de regímenes neo-conservadores y autoritarios que cierran sus fronteras?… Entonces, cuanto menos, es peligrosamente fácil engañarnos con el dogma y la propaganda ideológica para retraernos sobre nuestros miedos y ante las crisis. Y sin embargo, la Esperanza, brota desde el vientre de los desposeídos (la Pietà renace desde el suelo, como el arte) y entre las cenizas de la futilidad, la violencia y el desespero nos hace creer de nuevo en el futuro ‘aún en medio de los vientos vacilantes del Azar y la Fe’. En los créditos del filme, escuchamos el diagnóstico del filósofo Slavoj Žižek sobre la película: “Nunca fue sobre una feritilidad sexual. Sino un feritilidad espiritual… sobre [la capacidad de] encontrar sentido de la vida”.

Yo agregaría que más que sentido en la vida, sentido en la humanidad: “Shanti, shanti, shanti”.

children of men hope
Children of Men (2006). Apoteosis

Imagen y contexto político

Este mundo de Cuarón no es uno ficticio. De hecho, se presenta más bien como un reflejo del nuestro.

El escenario de la Gran Bretaña de 2027 guarda inmensas similitudes con el del War On Terror de América en 2006, y sobre todo en sus efectos en el colapso migratorio de la década siguiente.

Nuestro mundo sufre un incremento en el auge de radicalismos, el poder de los Estados, las neo-ideologías, los nacionalismos y el terrorismo. Y las posiciones dialécticas se exageran en la imaginación del filme de la misma manera (vemos referencias por igual a símbolos y clichés religiosos y marxistas-leninistas).

Este intertexto que pasa a través de lo político, artístico, espiritual, histórico y filosófico, matiza y toma el protagonismo sobre la historia principal. De esta manera, este contexto se refleja en eventos objetivos fuera del quehacer de los personajes (la muerte de Diego Ricardo, los rumores del Levantamiento, el Human Project y la ola de inmigración) y se termina constituyendo como un personaje independiente; tal como sucede en nuestras vidas cotidianas en el mundo actual.